Florpedia

Jardín 
Acolchados 
Cómo evitar el incendio de tu casa gracias a tu jardín 
Cómo georeferenciar una parcela 
Cómo obtener la Norma ISO 14001 
Cómo preparar un arenero para niños paso a paso 
Consejos para crear una zona de juegos infantiles en el jardín 
Consejos para el mantenimiento de una motosierra 
Depósitos de líquidos: tipos y características 
Diccionario de jardinería 
Fauna acuática 
Follaje flotante 
Hape, los mejores juguetes de exterior para niños 
Jardinería fácil 
Los 5 mejores areneros para niños para el jardín 
Los 6 mejores higrómetros digitales 
Plantas trepadoras de jardín 
Sistemas de riego eficientes más utilizados en jardines 
Soportes de cultivo origen mineral 
Soportes de cultivo origen orgánico 
Tips para preparar una zona de juegos exterior 
 
Secciones de Florpedia

Árboles y arbustos 
Bonsáis 
Césped 
Claveles 
Flores 
Jardín 
Orquídeas 
Plantas 
Plantas de interior 
Plantas exóticas 
Plantas medicinales 
Plantas suculentas 
Ramos de flores 
Rosas 
Florpedia en Facebook
Florpedia en Google+
Florpedia en Twitter

Cómo evitar el incendio de tu casa gracias a tu jardín

La mayoría de personas creen que un jardín en el hogar únicamente acrecentará el riesgo de sufrir un incendio pero nada más lejos de la realidad. En este artículo te contamos cómo evitar el incendio de tu casa gracias a tu jardín. Sigue leyendo para conocer los mejores tips para evitar el incendio de tu casa gracias al jardín.

Crear el perfecto jardín contra incendios

Sin duda cuando se produce un incendio en una zona habitada es muy probable que los jardines hagan de combustible sin necesidad de que hayan bosques pero es por ello que se puede crear un jardín utilizando diferentes técnicas basadas en la ingeniería para lograr crear espacios totalmente resistentes al paso del fuego. Hablamos de incluir especies interesantes para evitar los incendios y de retirar otras como los pinos, los brezos o las tuyas, que suelen ser inflamables durante todo el año. Para aplicar de forma eficiente estas técnicas lo primero que deben hacer los propietarios es plantearse si su jardín y su hogar estarán seguros si se produce un incendio. Para ello recomendamos estudiar muy bien los tipos de plantas y su distribución teniendo en cuenta la edificación, el sistema de riego y el mantenimiento a nivel global.

Asimismo, también resulta fundamental evitar tener leña o plástico acumulado muy cerca del hogar para evitar este tipo de contratiempos y concienciar a la gente de que los incendios son un problema a nivel general en el que tiene que implicarse todo el mundo. Esto es así porque si hay un incendio a nivel general el fuego no sólo quemará el monte, sino que puede llegar a las casas y por tanto es importante valorar esto antes de crear un jardín (fuente: tpcontraincendioyseguridad.es).

Ser conscientes de los riesgos

Primero que nada, para poder empezar a aplicar la pirojardinería resulta fundamental ser conscientes de los riesgos que este tipo de prácticas entrañan. Es básico podar las plantas y llevar siempre los restos a los contenedores o al eco parque porque si se echan los restos a los lados del seto esto puede contribuir a avivar el fuego en caso de incendio. Los cipreses son capaces de propagar el fuego rápidamente en zonas pobladas provocando muchísimas pérdidas.

Algunas especies resistentes al fuego que deberían incluirse en este tipo de jardines son los madroños, los álamos, los lentiscos o las aquileas mientras que además del ciprés los pinos y los brezos son altamente inflamables. El romero también es muy peligroso en verano por lo que es importante valorar si de verdad necesitamos un jardín de aromáticas en casa.

Lo mejor es elegir especies de plantas que necesiten únicamente de un riego periódico en comparación con las frugales. También es importante valorar la posibilidad de incluir plantas de hoja ancha por delante de las de hoja estrecha y también de las especies caducifolias en contraposición a las perennes. Asimismo, las coníferas y otro tipo de plantas resinosas no se recomiendan para proteger un jardín. Lo mejor son las especies que haya que regar poco y que tengan agua dentro porque es mucho más complicado que ardan en un incendio y evitarán la propagación rápida del fuego.

Los expertos incluso afirman que se debería prohibir la plantación de cipreses en las zonas de riesgo en las que hay más posibilidades de que pueda producirse un incendio, aunque esto parece totalmente imposible en la actualidad, cuando la mayoría de jardines y casas particulares cuentan con un frondoso seco como medida de protección contra las miradas de los curiosos alrededor de todo el perímetro del hogar que, en caso de incendio serían pasto de las llamas rápidamente.



    
Aviso Legal   •   Condiciones de uso   •   Cookies   •   Contacto